Château de Compiègne / M. Poirier

El Aposento Doble del príncipe

Creado durante el Primer Imperio, el Aposento Doble del príncipe se llama así pues tiene dos dormitorios.

En 1807, los antiguos aposentos del delfín, de su Gobernador, y de su hermana (Madame Royale), se utilizaron para crear uno más grande, destinado a albergar a una pareja principesca y que, con dos dormitorios, recibió el nombre de Aposento Doble del príncipe. Su mobiliario es menos lujoso que el de los aposentos de los soberanos. Los muebles no poseen dorados de madera, los tejidos son menos sofisticados, y las primeras habitaciones están simplemente empapeladas.

 

¿Cómo visitarlos?

Visitas Conferencias

Visitas con conferenciantes de la Réunion des musées nationaux - Grand Palais (con recargo en el derecho de entrada)

  • Para visitantes individuales: consultar la agenda para encontrar las fechas de las visitas 
  • Para grupos: consultar la página dedicada a la reserva de grupos de adultos

Antecámara

Convertida en la actualidad en un espacio de presentación museográfica, esta habitación, la antigua Sala de Guardia del aposento del delfín, presenta muebles del siglo XVIII que estuvieron en Compiègne durante el Antiguo Régimen. Se destacan:

- una mesita de noche de Gaudreaux de 1739, destinada al delfín, hijo de Luis XV;
- un lujoso secreter con mesa abatible y adornos de bronce dorado de RVLC, suministrado en 1774 para el aposento del conde de Artois;
- dos grandes cómodas en marquetería de Riesener, entregadas en 1780 para el aposento interior de María Antonieta;
- varios asientos, incluyendo dos sillones y dos sillas del Gabinete interior de “Madame Isabel”, hermana de Louis XVI.

En las paredes hay dos tapices de la Historia de Don Quijote, de Charles-Antoine Coypel: uno que representa el Juicio de Sancho, con el blasón del duque de Penthièvre (almirante de Francia), y otro con el monograma real: El Festín de Sancho.

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Droits réservés
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Droits réservés

Comedor

Amueblada con sobriedad, esta habitación, revestida con empapelado, posee asientos de madera pintada, sencillas cortinas de algodón blanco y dos consolas de caoba. Según la tradición del siglo XVIII, este comedor no tiene una mesa fija: una simple bandeja colocada sobre caballetes, oculta por un mantel, se disponía según las necesidades.

En los muros se aprecian grabados inspirados en La Historia de Alejandro, de Charles Le Brun.

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Daniel Arnaudet
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Daniel Arnaudet

 


Primer Salón

Antigua Sala de Nobles del aposento del delfín, sigue siendo una sala de espera durante el Primer Imperio. Su mobiliario es sencillo, como el del Comedor: empapelado y muebles de madera pintada, revestidos de terciopelo verde rayado.

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Daniel Arnaudet
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Daniel Arnaudet

Segundo Salón

Este es el antiguo dormitorio del delfín, hijo de Luis XVI, como lo demuestran los delfines enfrentados que adornan el dintel de la chimenea original de mármol blanco.

El mobiliario ejecutado por el ebanista parisino Pierre-Benoît Marcion incluye dos mesas de quadrille, convirtiendo esta habitación en un salón de juegos durante el Primer Imperio. En la jerarquía de la sucesión de habitaciones, la caoba sucede a la madera pintada, y la seda al empapelado. El tapiz de damasco dorado, rayado y sombreado, es, por su tecnicismo y el efecto trampantojo, una de las creaciones más extraordinarias de los talleres lioneses de principios del siglo XIX.

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Jean-Pierre Lagierwski
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Jean-Pierre Lagierwski

Salón Circular

Antiguo estudio del delfín, este salón ha conservado su decoración del siglo XVIII, con boiseries de altura rematadas en una cornisa finamente tallada, sobrepuertas con escenas clásicas, inspiradas en bajorrelieves de Herculano pintados en monocromo por el pintor Sauvage (1785-1786), y una chimenea de mármol de Languedoc procedente del antiguo Palacio.

Esta sala debe su nombre, utilizado desde el Primer Imperio, a su extremidad en ábside, una ingeniosa adaptación arquitectónica de la compleja estructura del edificio, adoptada por el arquitecto Le Dreux de La Châtre en varios espacios del edificio.

Los muebles de caoba, creados por el ebanista Pierre-Benoît Marcion, incluyen una mesa de té y dos mesas de juego, dando un doble uso a esta habitación. Frente a la chimenea se encuentran dos pequeños canapés pommier, particularmente populares durante el Primer Imperio. 

(c) Domaine de Compiègne / photo Hugo Maertens
© Domaine de Compiègne / photo Hugo Maertens

Gran dormitorio

Esta habitación ha conservado su decoración arquitectónica de finales del siglo XVIII, ya que fue diseñada para el dormitorio de Madame Royale, hija de Luis XVI: boiseries de altura pintadas de blanco, y una amplia cornisa esculpida con el estilo austero del Antiguo Régimen para esta residencia de verano.

Las sobrepuertas en grisalla del pintor Sauvage, que representan Juegos Infantiles, proceden del antiguo Vestidor de Luis XVI y fueron colocadas en esta habitación durante el Primer Imperio.

Este dormitorio con alcoba, único en su tipo en los grandes aposentos del Palacio, estaba destinado a un soberano o princesa, mientras que el marido ocupaba el “pequeño dormitorio” (no restaurado), contiguo al Salón Circular. Las cortinas permitían aislar esta parte del dormitorio, para utilizar el resto de la habitación como sala de estar.

La elección de colores contrastantes hace que esta habitación sea una de las creaciones decorativas más audaces del Palacio: tafetanes morados y gamuzas de tonos oscuros del lado de la cama (para evocar la noche), oponiéndose al amarillo dorado de las cortinas del lado de las ventanas.
El conjunto de muebles de caoba, entregado en 1808 por Jacob-Desmalter incluye, además de la cama y su somno (mesita de noche), una cómoda, un tocador, un secreter y asientos parcialmente dorados, con respaldos calados, patas con garras y tapizados con figuras aladas.

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Thierry Le Mage
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Thierry Le Mage

Salón Lateral

La decoración esculpida, particularmente lujosa, es obra de Randon y Beauvallet y nos recuerda que esta habitación era el gran gabinete de estudio de Madame Royale, hija de Luis XVI y María Antonieta. Las sobrepuertas, pintadas en grisalla por Sauvage, pertenecen a la serie Juegos Infantiles que adornaban antiguamente el Vestidor del rey. Fueron instaladas en esta habitación durante el Primer Imperio.

Tres tapices del conjunto de Sujets de la Fable [Temas de la Fábula], tejidos en la manufactura de los Gobelinos entre 1733 y 1741 a partir de composiciones de Jules Romain, componen la decoración mural del fondo de la habitación. De izquierda a derecha: La Danse des bergers et bergères [La Danza de los pastores y las pastoras], Le Festin des noces de Psyché [El festín de bodas de Psique] y La Danse des Nymphes [La Danza de las Ninfas].

El mobiliario de caoba, obra de Jacob-Desmalter, combina una mesa de té, mesas de juegos (quadrille y bouillotte), así como un fortepiano de Errard (1803), convirtiendo esta habitación en un salón de usos múltiples.

 

© RMN-GP (Château de Compiègne) / Jean-Pierre Lagierwski
© RMN-GP (Château de Compiègne) / Jean-Pierre Lagierwski